El río Danubio

El río Danubio
   El Danubio es acaso el río mas internacional del mundo: atraviesa nada menos que diez países (Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Rumania, Bulgaria, Moldavia y Ucrania), pasa por tres capitales (Viena, Budapest y Belgrado) y en su desembocadura toca también la frontera rusa.
   Los romanos lo llamaban Danuvius y, puesto que durante mucho tiempo señaló las fronteras del imperio, lo consideraban línea de defensa militar de gran importancia, por lo que construyeron en sus costas numerosos puertos fortificados.
   El Danubio es un río majestuoso, pero menos adaptado para la navegación que el Rin y el Volga, principalmente a causa de los frecuentes bancos de arena que se suceden a lo largo de su curso. Un canal une a su afluente el Altmiihl con el río Meno, afluente del Rin, conecta así ambos ríos y permite la navegación de embarcaciones por las dos cuencas. El Danubio naoce en la Selva Negra, en Alemania, y desemboca en el mar Negro, formando un inmenso delta integrado por numerosos islotes.
   El Rin (probablemente del griego "reein", escurrir) es un río útil desde sus orígenes hasta su desembocadura: en la primera parte de su recorrido, a través de las montañas suizos, sus impetuosas aguas son utilizadas para producir energía eléctrica; en la parte restante, a través de Francia, Alemania y Holanda, se transforma en una grande e importante vía de comunicación. Si por su longitud es de los más largos de Europa, por su importancia económica es, sin duda, el primero.
   Ya antiguamente constituía el Rin una arteria comercial muy activa, disputada durante mucho tiempo entre las tribus germánicas y los romanos. Su recorrido afecta a dos de las más importantes regiones mineras e industriales de Europa: la cuenca del Ruhr y Renania, famosas por sus ricos yacimientos de carbón.
   El Rin desemboca en el mar del Norte, formando un extenso delta, en cuyas islas se levanta Rotterdam. Su puerto se caracteriza por su notable actividad; llegan allí, principalmente, cereales, y se exportan grandes cantidades de carbón, frutas y productos lácteos.