¿Qué es el teatro guiñol?

El Guiñol
Una rama de los títeres es el llamado guiñol, cu­yos actores se diferencian de los otros en que en vez de ser articulados y manejados con hilos, son títe­res de mano, es decir, están compuestos por' una ca­beza y una bolsa donde el manipulador introduce los dedos de la mano para dar movimiento al muñeco.
Un dedo central se introduce en la cabeza, y el pul­gar y el meñique, en los sitios destinados a brazos.
Parece ser que esta clase de marionetas son de origen japonés; pero sea cual fuere dicho origen, fornó carta de naturalización francesa y se extendió luego a todas las capitales de Europa. Antes, había en París un teatrito de guiñol en cada jardín públi­co, donde Colombina, Pierrot y el viejo y celoso Pantalón hacían las delicias de chicos y grandes.
Las escenas son siempre ridiculas y desorbitadas con el fin de hacer reír con estrépito al público, en contraste con el teatro de marionetas, que es gene­ralmente un remedo del teatro verdadero en cual­quiera de sus formas.
El guiñol adquirió fisonomía propia, y en Fran­cia, surgió el grana guignol, género en el que la tra­gedia o el drama se agudizan en tal forma, que se convierten en ridicula comedia. El escritor belga Mauricio Maeterlinck y el austríaco Arturo Schnitzler le han dedicado también su actividad.