El río Tajo

el río Tajo
   En el sistema orográfico español que recibe el nombre de Cordillera Ibérica, existe una región que recuerda, salvando las proporciones, el llamado Techo del Mundo, es decir, la meseta de Pamir del centro de Asia. Tiene como esta una forma rectangular encuadrada por la sierra de Albarracín, los Montes Universales y los extremos septentrionales de las sierras de Valdemeca y de Canales, a una altitud de unos 1500 metros. Si Pamir se ha llamado Techo del Mundo, estaría muy justificada la denominación de Techo de España a esta parte de la provincia de Teruel donde tienen su origen cuatro importantes ríos españoles: el Tajo, el Guadalaviar, el Gabriel y el Jucar.
   Las fuentes del Tajo son algo pintoresco. En un trecho menor de un kilómetro, entre prados cercados de pinares y frente a una casa llamada Fuente García, se reúnen las aguas de varios surtidores o fuentes que la gente del campo aprisiona en pequeños depósitos llamados colmenas, para abrevar el ganado. El sobrante de las colmenas inicia una pequeña corriente que se engrosa muy pronto con las abundantes fuentes que brotan del terreno cretáceo del país; así formado, el río se precipita por gargantas profundas hasta La Alearria, en la provincia de Guadalajara, donde toma los caracteres propios del río de meseta, pues forma meandros y riega fértiles vegas en Aranjuez, Anover, Toledo y Talavera, hasta su entrada en Portugal, después de cruzar la región de Extremadura, con sus trigales y espesos bosques de alcornoques y ricos llanos aluviales cubiertos de pastos; poco después, se abre un extenso estuario, donde se encuentra el puerto de Lisboa, el mejor y mas seguro puerto europeo del Atlántico.
   La cuenca del Tajo (56.600 Km²) no es muy extensa, pero es el río mas largo de España, pues recorre 1 008 Km antes de tributar sus aguas al mar.