¿Cómo se forman las nubes?

   Las nubes son masas de gotitas de agua. Pue­de ser que hayas sentido estas gotitas sobre tu piel si has caminado a través de la niebla. La niebla simplemente es una nube al nivel del suelo. La niebla se forma cuando el aire húme­do, que estaba caliente, se enfría bruscamen­te. Las nubes se forman prácticamente en la misma forma, pero a gran altura en el cielo. Cuando el aire se calienta, puede adquirir más humedad, o sea vapor de agua. Después, cuando se enfría el aire muy húmedo, el vapor de agua se condensa para formar una neblina fina —niebla o nube—. Las pequeñas gotitas de agua de las nubes provienen en su mayor par­te de los océanos, la mayor reserva de agua.
   Los calientes rayos del Sol absorben la hume­dad de la superficie del mar, en forma de goti­tas invisibles de agua. El aire caliente cargado de humedad es más ligero que el aire frío y seco, por lo que se eleva. Cuando llega a la alta atmósfera más fría, el aire caliente se enfría y su humedad se condensa para formar nubes.