La Odisea de Homero

   Homero, el gran poeta griego, narró el viaje de diez años de duración, que llevó a cabo Ulises (Odiseo), el ingenioso rey de Itaca, de regreso a su país tras haber participado otros tantos años en la célebre guerra de Troya (cuyos sucesos se narran en La Ilíada). Este poema épico, el segundo de Homero, lleva por título La Odisea: se trata sin lugar a dudas de la primera y más célebre de las grandes novelas de viajes y aventuras. El escenario en que se desenvuelven las peripecias de nuestro héroe es la parte del mundo mejor conocida por los griegos en aquella época: el Mediterráneo oriental y el Ponto Euxino (el mar Negro), Asia Menor (donde se hallaba la ciudad de Troya) y la multitud de islas que forman los archipiélagos griegos. Al final de su mítico viaje, Ulises se encuentra con que su esposa Penélope (que lo ha esperado durante veinte años) es asediada por varios pretendientes, a los que finalmente vence.
   Ulises es considerado el símbolo del explorador in­quieto, también del héroe ingenioso que sale vencedor de todos los peligros gracias a las estratagemas que se le ocurren.


Ulises y Polifemo