¿Cómo funciona un sextante?


Sextante
   En alta mar, sin tierra a la vista, un marino experimentado puede calcular con toda exactitud el lugar en que se encuentra si dispone de un sextante, un reloj y mapas.
   Los astrónomos han establecido, con toda exactitud, la posición del Sol y de las estrellas en cada hora del día y en cual­quier punto de la Tierra. El sextante permite a los navegantes medir su altura en el cielo. En función de la hora señalada por el cronómetro pueden deducir la longitud y la latitud y transportarlas sobre el mapa. Así conocen la posición del barco. Un juego de espejos estabiliza tanto la imagen de las estrellas en el sextante que el ob­servador puede efectuar la medición sin que le molesten las oscilaciones del navio.