¿Cuándo se usaron las primeras monedas?

  Las primeras monedas utilizadas en el  mundo antiguo fueron de plata. Antes de que se inventaran, las mercancías se trocaban o se usaban dientes de tiburón, conchas de cauri, plumas, sal o incluso pieles de ardilla como medio de pago. En 650 a. C. se acuñaron en Turquía monedas de plata de diferentes tamaños y pesos, que se pesaban y marcaban con su valor. En China, las primeras monedas aparecieron en el año 100 a. C.

  Las monedas de oro y plata eran muy pesadas. En 800 d. C. los chinos inventaron un dinero más liviano: el papel moneda. En el siglo XV corría papel moneda por partes de Japón y la India, pero en Europa tocó cargar con monedas hasta 1660, aunque se tiene constancia también de formas primarias de papel moneda.

  En la actualidad las monedas se hacen con metales baratos y ligeros. Grandes bobinas de láminas de metal se introducen en potentes máquinas que troquelan o cortan pequeños discos. Otras máquinas estampan el valor de la moneda en ambas caras de los discos, con palabras y dibujos que indican su procedencia.