¿Qué son las cuerdas vocales?

   El sonido de la guitarra o el del violín proviene de unas cuerdas de longitud variable, más o menos tensas, que se hacen vibrar. Los sonidos de nuestra voz proceden de las cuerdas vocales, que hacemos vibrar en nuestra garganta.

   Los sonidos se deben a la vibración de determinados cuerpos, por ejemplo, cuerdas tensadas y pulsadas y lengüetas metálicas excitadas por medio de un chorro de aire. En nuestra laringe hay dos ligamentos que ciertos músculos pueden tensar o destensar a voluntad: son las llamadas cuerdas vocales. Por acción del aire espirado (y del aspirado) esas cuerdas vibran y producen sonidos que la boca y los labios modulan y articulan. Algunos grandes cantantes poseen cuerdas vocales extraordinariamente flexibles, que producen sonidos de bajo o de tenor.

El tamaño de los pliegues vocales varía con el sexo, la estatura, la cantidad de masa corporal y la edad de las personas. En el hombre adulto, la longitud de las mismas oscila entre 17,5 mm y 25 mm y en la mujer adulta, estas oscilan entre 12 y 17,5 mm de longitud.