El Vulcanólogo


   El vulcanólogo es un hombre de ciencia que observa, estudia y mide las erupciones volcánicas y los terremotos. Su objetivo es preverlos para mitigar sus efectos.
   Los vulcanólogos, que son muy pocos en todo el mundo, han establecido una cadena de puestos de observación, una red de sismógrafos y una escala (la escala de Richter) para medir la violencia de los seísmos. Cuando tiembla la tierra, las casas se derrumban como castillos de naipes, o la lava sale a borbotones del cráter de un volcán, el vulcanólogo acude al lugar del desastre. Es el hombre de los cataclismos. Su ciencia es muy nueva y su laboratorio es la tierra entera. Ausculta la montaña que gruñe, toma la temperatura de un volcán enfebrecido, analiza la mezcla de los gases nocivos y delimita las zonas de peligro. El vulcanólogo contribuye poco a poco, y exponiendo la vida, al progreso de la ciencia.