Los fuegos artificiales


   La cele­bración de las fiestas patrias es una de las ocasiones en que se pueden admirar los fuegos artificiales.
   Los cohetes chinos y las luces de benga­la son los fuegos de artificio más conoci­dos. Algunos cohetes se hacen dividiendo el interior de un tubo en varios comparti­mientos. En el centro de cada compar­timiento hay una bola hueca de pólvora. La pólvora está mezclada con goma laca para darle consistencia. También se le llega a mezclar substancias químicas para que produzca diferentes colores al consu­mirse. Alrededor de la bola hay pólvora suelta. Cuanto ésta arde, hace explosión y expulsa la bola del tubo del cohete. La pólvora de los compartimientos va esta­llando sucesivamente y las bolas van sa­liendo. Éstas, después de salir, se queman en el aire.
   Hay fuegos artificiales de muchas otras clases, pero todos se hacen con las mismas substancias químicas.
   Los cohetes de pólvora son peligrosos. En varios países hay leyes que prohiben su venta.
   En algunos lugares hay la costumbre de hacer fuegos artificiales que, al quemarse, dibujan en el espacio figuras de diversas formas y colores. El arte de hacer cohetes se llama pirotecnia.