El foro romano

   El antiguo foro romano, o plaza del mercado, situado entre el Capitolio, el Coliseo y el monte Palatino, es uno de los lugares de máximo interés de Roma, la capital italiana que fue centro activo del imperio.
   Roma fue el centro vital del inmenso imperio romano, y el foro, el corazón de la ciudad. El foro, que al principio era un simple mercado en el cual se reunían los latinos procedentes de los pueblos circundantes, se enriqueció rá­pidamente con santuarios, tumbas, templos y salas basílicas destinadas a las reuniones públicas. Con la vida comercial se desarrolló la vida política; las reuniones del Senado se celebraron en el foro, en la Curia. Actualmente, se conservan numerosos e interesantes restos monumentales del foro romano. El áureo hito militar del foro consti­tuía el punto de partida teórico de las grandes rutas del imperio, tales como la Vía Apia o la Vía Sacra.