¿Cómo funciona el teletipo?

   El teletipo, también llamado teleimpresor, funciona por el principio del telégrafo. Permite enviar directamente los textos pulsados en un teclado mecanográfico, semejante al de una máquina de escribir, y que son reproducidos con caracteres de imprenta en el aparato receptor. En las oficinas de los grandes periódicos diarios, junto a las salas de redacción, los teletipos crepitan noche y día, alimenta­dos continuamente, desde lejos, por las distintas agencias de prensa: EFE, Reuter, Tass, United Press, etc. Cargada con to­das las noticias del mundo se va deva­nando una cinta sin fin que unas manos impacientes arrancan a cada instante. Los teletipos son utilizados, además, en mu­chos otros lugares: administraciones, ban­cos, bolsa, etc.