¿Qué es la capilaridad?


   La capilaridad es el fenómeno consistente en que un líquido asciende "por sí solo" por el interior de un tubo capilar. La capilaridad se debe a que la adherencia entre las moléculas del líquido es mayor que las fuerzas de cohesión internas del mismo, por lo que tiende a pegarse a las paredes del tubo; esto es lo que hace que, al vaciar un recipiente, sus paredes queden mojadas. Dicho de otra manera, las paredes del tubo atraen ligeramente al líquido. Las partes interiores del tubo que se encuentran por arriba del nivel del líquido también lo atraen, por lo que tienden a "jalarlo" hacia arriba. Este efecto es mayor mientras más estrecho sea el tubo, por lo que cuando se trata de un capilar el efecto logra que el líquido ascienda una distancia considerable. A la capilaridad se debe que el agua impregne las toallas, que la savia de los árboles suba desde las raíces hasta las hojas y que la humedad del suelo ascienda por las paredes de la casa.