Las primeras civilizaciones

Zigurat
   La civilización es una palabra que significa "vivir en una ciudad". Las primeras ciudades nacieron en el Creciente Fértil, un área que cubre desde el Golfo Pérsico, pasando por el actual Irak hasta llegar a Egipto.
   Las civilizaciones más antiguas fueron las de Sumeria, Babilonia y Asiria, todas en Irak. Las ruinas de muchas de estas ciudades se han descubierto recientemente, como las de Ur, lugar de nacimiento de Abraham. Estas ciudades tenían zigurats, grandes templos imponentes. Los antiguos egipcios elevaron la idea de zigurat un paso más con la construcción de las pirámides, estructuras enormes de piedra que servían como tumbas faraónicas.
   La civilización se extendió gradualmente hacia el norte a través de Palestina y las tierras bíblicas. La primera civilización en Europa fue la de los minoicos, que surgió en la isla de Creta en el Mediterráneo. Los minoicos  o cretenses son famosos por la leyenda del Minotauro, un monstruo mítico, y por el deporte peligroso del salto del toro. La civilización cretense estaba estrechamente relacionada con la de la Grecia continental. Los griegos eran personas muy inteligentes. Entre ellos algunos de los más grandes arquitectos y escultores que el mundo haya conocido, y también algunos de los mejores pensadores. La filosofía, la ciencia del pensamiento, y la democracia, el gobierno del pueblo, nacieron con los griegos.
   Los romanos eran soldados valientes y conquistadores. Erigieron un imperio que abarcó gran parte de Europa y Norte de África. La gente de Roma era aficionada a ciertos deportes como el de las carreras de carros, y las luchas entre gladiadores. La civilización china es también muy antigua. Los chinos construyeron su Gran Muralla para mantener fuera a los invasores al mismo tiempo que los romanos creaban su imperio.