Grizzly, el oso gigante

   Uno de los mayores osos existentes es el grizzly, todavía llamado oso gris. Su especie es cada vez más rara, pero puede encontrarse aún en América del Norte, refugiado en la parte occidental de Canadá y Alaska.

   El grizzly, oso gigante, cuando se pone de pie mide más de 3 metros; los ejem­plares adultos suelen pesar de 400 a 500 kilos. El grizzly, generalmente indiferente con el hombre, sólo es peligroso cuando se ve obligado a defenderse o alguien se acerca demasiado a sus crías. De hecho, las hembras con crías son responsables del 70% de los ataques mortales a humanos por osos. Su fuerza y su peso hacen que su cólera sea temible.

   Este enorme animal adora las frutas, las bayas salvajes, los pequeños insectos, los peces y la miel. Efectúa largas caminatas por los bosques canadienses y no des­deña los placeres de la natación cuando ha de cruzar un lago o un río. La osa es una buena madre de familia que juega con sus pe­queños y trepa con ellos a los árboles. El grizzly tiene el aspecto de un enorme oso de juguete... con el cual es preferible no tropezar.


Oso grizzly