¿Qué función tiene una Torre de control?

torre de control
   Generalmente, la torre de man­do se encuentra en lo alto del edifi­cio más grande del aeropuerto. A veces, es un edificio aparte. Todos los muros de la torre de mando son de cristal, para que las personas que en ella trabajan puedan ver en todas direcciones. El cristal es especial, para que el sol nunca deslumbre.
   Encima de la torre de mando, también llamada torre de control, se hallan los instrumentos meteorológi­cos y el fanal del aeropuerto, especie de faro de los aeroplanos. Todos los fanales de aeropuerto lanzan deste­llos intermitentes, verde y blanco, para que los pilotos los reconozcan, sin confundirse.
   El operador de la torre de man­do es el capitán del aeropuerto. To­dos los pilotos, militares o civiles, que aterrizan o despegan del aeropuerto, deben obedecer sus órdenes. Has­ta los pilotos de países extranjeros deben poder comprender lo que la torre les indica. En la to­rre de un aeropuerto grande trabajan varios técnicos. Cada uno de ellos desempeña una labor distinta. Los aeroplanos que aterrizan y despegan a intervalos de unos cuantos segun­dos chocarían entre sí, si sus pilotos no obedecieran al pie de la letra las órdenes que les transmite la torre.
   En algunas ocasiones, la torre tiene que ordenar a va­rios aeroplanos que vuelen en círculo sobre el campo de ate­rrizaje, a distintas altitudes, mientras les llega el turno de aterrizar. A eso se llama "apilar" los aviones.
Todo aeropuerto tiene su propio esquema de vuelo, o sea la forma especial en que los aeroplanos deben aproxi­marse. Cuando se encuentran a unos quince kilómetros del aeropuerto, los aviones entran en la zona de mando. A los cinco kilómetros llegan a la zona de tránsito del aeropuer­to. Aunque docenas de aviones estén "apilados", ninguno choca con otro, porque todos vuelan a la altura que les orde­na la torre.
   Los técnicos de la torre de control disponen de muchos recursos para ayudar a los pilotos en vuelo, aunque no pue­dan ver el aeroplano. La torre y los pilotos se comunican no sólo por radio, sino por instrumentos electrónicos, en la torre misma y en el tablero de instrumentos.