¿Cuándo voló el primer dirigible?

  En 1852, casi setenta años después de que el primer globo de Montgolfier se elevó sobre Annonay, un ingeniero francés, Henri Giffard, construyó con éxito el primer dirigible de la historia. Con la forma de un cigarro, medía 143 pies de largo y estaba propulsado por un motor de vapor de 3 caballos de fuerza con una hélice unida a la góndola. Debido a su baja velocidad, de menos de 5 millas por hora, esta aeronave fue empujada en la dirección contraria por un fuerte viento.
  El primer dirigible que pudo ser controlado y guiado con precisión fue el Airship Number One, construido por Alberto Santos-Dumont, un millonario brasileiro que vivía en Francia. En el año 1901, voló su dirigible alrededor de la Torre Eiffel en París.