El origen de los tres mosqueteros

   Los mosqueteros fueron antiguos soldados de a pie, que servían y hacían la guerra armados con mosquetes, especie de fusil mucho más largo y de mayor calibre que el actual.
   Los mosquetes, que empezaron a utilizarse en el siglo XV como armas de posición, debían dispararse apoyados sobre una horquilla. Recibieron también el nombre de mosqueteros los miembros de la guardia real francesa, creada por Luis XII en el año 1622 y disuelta definitivamente en el ano 1815. Su jefe más famoso fue Charles D'Artagnan, a quien Dumas padre tomó por protagonista en su popularísima obra Los tres mosqueteros. Esta novela, desde su publicación, ha hecho las delicias de millones de lectores de todo el mundo. En ella la acción predomina sobre todo, y el análisis y el colorido de la narracion es tal que justifica el gran éxito que la novela ha alcanzado y alcanza entre el gran público.

   He aquí los consejos que el padre de D'Artagnan da a su hijo, antes de que este parta hacia París, para hacer carrera en la corte:
   -Hijo mío. este caballo ha nacido en la casa de tu padre hace trece años, y ha permanecido en ella desde que nació; no lo vendas, pues, nunca; déjalo morir tranquilo y honrosamente de vejez, y si haces con el una campaña, cuídalo como cuidarías a un servidor querido. En la corte, si alguna vez te cabe el honor de entrar en ella, sostén con dignidad tu nombre de caballero, como lo hicieron siempre tus ascendientes por espacio de cinco siglos. No sufras jamás nada que te ofenda u ofenda a los tuyos (por los tuyos entiendo los parientes y amigos), salvo por parte del señor cardenal o del rey. Por su valor, y solo por él, hace hoy día carrera un caballero. El que tiembla un solo momento deja tal vez escapar la ocasión que la fortuna te ofrecía. Eres joven y debes ser valiente por dos razones: la primera porque eres gascón, y la segunda porque eres mi hijo. No temas los peligros y busca las aventuras. Te he enseñado a manejar la espada; tienes piernas de hierro y una muñeca de acero; bátete, pues, por cualquier cosa, tanto más cuanto que los duelos están prohibidos y, por tanto, quien se bate es dos veces valiente. No puedo darte, hijo mio, más que quince escudos, mi caballo y los consejos que acabas de escuchar. Tu madre añadirá la receta de cierto bálsamo que tiene la milagrosa vir tud de curar todas las heridas que no interesen el corazón. Y ahora ve con Dios, y que vivas mucho tiempo y dichoso.

   Alejandro Dumas nació en ViIlers-Cotterets (Francia) en 1803 y murió en Puys en 1870. Llevó una existencia aventurera y disipada. Dotado de prodigiosa fecundidad e inventiva, escribió numerosas novelas, entre las más famosas de las cuales figuran: Los tres mosqueteros, Veinte años después. El conde de Montecristo, El vizconde de Bragelonne, El collar de la reina.