La tensión arterial


   Una presión demasiado alta o demasiado baja de la sangre en las arterias es peligrosa para la salud. Tomando la tensión arterial, el médico puede saber si la circulación es normal.
   La tensión arterial debe ser tomada sistemáticamente por el médico a cuyo cuidado está el enfermo. Con un brazal neumático se comprimen los vasos sanguíneos del brazo. Un aparato a la vez visual y auditivo permite determinar la presion arterial máxima (sistólica) y mínima (diastólica) producida por los latidos del corazón. Si la tensión es demasiado alta o demasiado baja, el médico procura averiguar las causas de ello para combatirlas debidamente. Hay que tener presente que la tensión arterial normal varia según las personas y las edades, y que únicamente un médico puede dictaminar sobre ella con conocimiento de causa.