Los gemelos


   Los chiquillos que se ven en esta imagen son gemelos. Tienen los mismos padres, es decir, son hermanos, pero nacieron al mismo tiempo. Se parecen tanto entre si que es difícil distinguirlos. Son dos gemelos idénticos. Los gemelos asi son siempre dos varoncitos o dos niñas.
   A veces, los gemelos no son idénticos, y en estos casos no se parecen mucho entre sí y pueden ser de distinto sexo.
   Para entender por qué algunos gemelos son idénticos y otros no, hay que recordar que toda criatura humana proviene de una sola célula: un óvulo fertilizado. Un óvulo fertilizado se forma cuando una célula masculina, o esperma, del padre se une con una célula femenina, llamada óvulo, dentro del cuerpo de la futura madre.
   Generalmente solo un óvulo es fertilizado en cada ocasion, y este ovulo se desarrolla hasta convertirse en un bebe. Primero el óvulo fertilizado se divide en dos células; estas dos, se dividen en cuatro, y así sucesivamente hasta que el niño queda formado y puede ya salir del seno materno.
   Pero en algunos casos excepcionales son fertilizados dos óvulos al mismo tiempo en el cuerpo de la madre. Cada uno de ellos se convierte con el tiempo en un niño, y estas dos criaturas naceran al mismo tiempo o con diferencia de algunos minutos o unas cuantas horas. Sin embargo, no hay razón alguna para que estos chicos se parezcan más entre si más que cualesquiera otros hermanos.
   Pero los gemelos o mellizos idénticos provienen de un solo óvulo fertilizado.
   Este se divide en dos células, y cada una se transforma en una criatura. Como las dos proceden de un mismo óvulo fertilizado por una misma célula masculina, ambas disponen de los mismos genes y, por tanto, están destinadas a ser idénticas.