El avión de hélice


   La hélice de un avión funciona igual que la hélice de un barco, puesta en rotación, adquiere en el aire, lo mismo que en el agua, un movimiento de avance semejante al del tornillo que entre en la tuerca. El aire es aspirado por delante y expulsado por detrás. lo cual ejerce una tracción sobre el árbol motor, en el cual esta fijado un buje portador de palas simétricamente dispuestas. Las hélices son tractoras o propulsoras. según se encuentren en el morro del aparato o en la parte trasera de las alas. Se llama peso de la hélice a la distancia medida, paralelamente al eje, entre un punto de la hélice y el punto correspondiente después de haber recorrido una vuelta completa. Las hélices de paso variable proporcionan al motor toda su potencia, cualesquiera que sean las condiciones de vuelo.