¿Cómo funciona un avión cisterna?

avión cisterna

   En sus comienzos, el abastecimiento en vuelo era una operación acrobática. Actualmente, la aviación militar lo realiza de manera habitual y sin accidentes, lo cual permite aumentar, a la vez, el radio de acción y la carga útil de los bombarderos y de los cazas de reacción. Para conseguirlo, basta con que el avión que debe ser abastecido se acerque a poca distancia del aparato abastecedor (avion cisterna) y vuele a la misma velocidad que este durante el tiempo —por otra parte, muy corto, solo unos minutos— que dura la transferencia del carburante. Esta transferencia se acelera considerablemente con ayuda de una bomba centrífuga. Dos métodos igualmente satisfactorios han sido llevados a la práctica. Según la técnica establecida por los británicos, el avión cisterna deja colgar tras el un largo tubo semirrígido terminado en un cono. en el cual, el piloto del avión que hay que abastecer, introduce una sonda que coloca en el morro o en el ala de su aparato. El acoplamiento y el desacoplamiento se realizan automáticamente. Según el método americano, un mecánico del avión cisterna dirige un tubo telescópico, fijado en la extremidad del casco, hacia un ajuste dispuesto en el avión que debe ser abastecido.
   De este modo, hasta cuatro aviones a reacción pueden alimentarse simultáneamente en vuelo a expensas de un gran avion nodriza. La experiencia demuestra que resulta más fácil introducir una canalización en otra cuando se está lanzado por los aires a doscientos kilómetros por hora o más, que introducir una varilla por un anillo cuando se corre montado a caballo.