¿Cómo se forman las estalac­titas y las estalagmitas?

estalac­titas y estalagmitas

   Los antiguos decían: «La gota hora­da la piedra». Y los geólogos han comprobado que esta minúscula fracción de agua no sólo horada, si­no que hasta construye piedras, du­rísimas por cierto. Si, para horadar un milímetro de roca son necesarias diez, cien mil gotas de agua, para construir un milímetro de piedra hacen falta diez, cien millones. Cuando penetramos en una gruta cársica, lo primero que nos asombra es la presencia de unas extrañas columnitas de forma cónica o cilindri­ca, que cuelgan de la bóveda o se levantan del suelo, y los espléndi­dos ropajes que adornan su techo. ¿Quién ha creado semejantes mara­villas? La respuesta es sencilla: el agua. Cada gota contenía un micros­cópico fragmento calcáreo, y con el tiempo las acumulaciones de cal se han soldado hasta formar la roca.