¿Cómo se forma un tornado?

   Un tornado es una tormenta gigantesca de vientos giratorios. Cuando se encuentran gran­des masas de nubes, puede suceder que prin­cipien a girar unas alrededor de las otras. En­seguida las nubes forman una columna de viento que adquiere la forma de un enorme embudo, que gira descendiendo desde la base de una nube tormentosa grande. Desde el ni­vel del piso, el embudo de un tornado puede subir hasta una altura de medio kilómetro. Los vien­tos giran con velocidad de hasta 650 Km. por hora.
   Los tornados causan grandes daños. Se pueden mover a lo largo del piso a velocidad de 30 a 60 ki­lómetros por hora. Dentro del embudo de viento la presión del aire es muy baja, del tal manera que puede levantar árboles enteros, animales y se­res humanos y puede arrasar grandes edificios.
En el sur de los EUA donde se presentan los tornados muy a menudo, se les conoce como twisters (torbellinos), debido a su forma de enrollado violento. En mar abierto, los tornados levantan agua y por ello se llaman trombas de agua.