¿Quién fue capaz de conse­guir prolongar la vida de los diabéticos?

Frederick Grant Banting descubridor de la insulina
F. G. Banting
   Hasta 1922, la diabetes era una en­fermedad mortal. A partir de enton­ces, puede ser dominada gracias a la insulina, que es una hormona que segrega el páncreas y que, ver­tida en la sangre, regula la cantidad de glucosa de ésta (la diabetes se caracteriza por una elevada canti­dad de azúcar en la sangre). La in­sulina no cura la diabetes, pero al menos la controla, prolongando la vida de los afectados por la enfer­medad.
   Uno de los dos descubridores de la insulina fue el médico canadiense Sir Frederick Grant Banting, quien, en unión de Charles H. Best, la aisló y preparó en 1922. Ambos recibieron por este des­cubrimiento el Premio Nobel de Medicina en 1923. Banting había nacido en Alliston (Canadá) en 1891, y estudió y ejerció como mé­dico y catedrático en Toronto. Su especialización como fisiólogo le llevó a estudiar concienzudamente la actividad secretora del páncreas, estudio que dio como resultado el descubrimiento de la insulina en co­laboración con Best, hallazgo que tuvo como principal consecuencia el modificar enteramente el pronós­tico de la diabetes y sus complica­ciones, proporcionando la medica­ción más adecuada. El Parlamento canadiense recompensó a Banting por el descubrimiento con 7.500 dó­lares anuales como asignación vita­licia, mientras que la Universidad de Toronto creó la cátedra de investi­gaciones Banting-Best, con el pri­mero de ellos al frente de la misma. No acabaron ahí las recompensas, ya que Banting recibió un título de nobleza en 1934, siendo desde en­tonces Sir.
   Banting prosiguió sus investiga­ciones sobre diversos campos de la fisiología y la patología; el cáncer, la silicosis y las afecciones renales fueron objeto de su especial interés. En 1941, su espíritu investigador se desplazó hacía los efectos fisiológi­cos del vuelo a grandes alturas en los seres humanos. En el curso de una de tales experimentaciones, cuando volaba sobre Terranova, el avión en el que viajaba se estrelló, muriendo el ilustre médico.