El Etna

el volcán Etna
   Con 3 296 metros de altitud, el Etna, peligroso volcán italiano, es el más de Europa y uno de los más activos de nuestro planeta. La isla de Sicilia está constantemente amenazada por él.
   Los antiguos situaban en el Etna los do­minios de Vulcano, dios romano del fuego, que dio su nombre a los volca­nes. Pero la fama tristemente célebre del volcán arranca de otros motivos: sus temibles y frecuentes erupciones, que asolan la llanura de Catania, en el centro de la cual levanta su cima, a menudo recubierta de nieves deslumbrantes. La historia registra no menos de 150 erupciones; la de 1693 causó 60000 victimas.
   Utilizando un tele­férico que alcanza los 3000 metros, los turistas pueden admirar, al ama­necer, el cráter principal del volcán, de lavas rojizas, al tiempo que pre­sencian una espectacular salida del sol.