La utilidad de los pilotes

Los pilotes son un invento muy antiguo. Al poderse clavar en el fondo de los lagos, permitían construir casas por encima del nivel del agua. Este tipo de vivienda estaba al abrigo de posibles ataques.
Con el procedimiento de las estacas o pilotes se construyeron en la antigüedad, y se siguen construyendo en nuestros días, numerosas ciudades lacustres, en las cuales el agua constituye para sus mora­dores una protección natural frente a las incursiones de las fieras y de los pueblos enemigos. Actualmente se utiliza este medio para ganar terreno al agua o para evitar los peligros e inconvenientes de las riadas. Los arquitectos modernos utilizan la técnica de las estacas o pilotes (de hierro o de cemento armado) para estabi­lizar los fundamentos de determinados inmuebles.