¿Cómo pueden vivir sin agua las plantas del desierto?

   Todas las plantas necesitan agua para vivir, aunque sea muy poca. Pero en el desierto el agua es muy escasa. Por ello, las plantas se han ingeniado astutas formas de conseguir un poco de humedad para sobrevivir.
   Los cactos, que crecen principalmente en los desiertos de América del Norte, almacenan agua en sus gruesos tallos y la usan en las largas sequías del desierto. En un raro día de lluvia, un cacto grande puede acumular hasta una tonelada de agua. A veces, los tallos de estas plantas tienen pliegues que se expanden para almacenar el agua.
   Los cactos pertenecen a un grupo de plantas llamado suculentas. Algunas de estas plantas tienen hojas carnosas que son como depósitos de agua y otras la almacenan en sus raíces. Además, poseen "pieles" resistentes y satinadas que impiden que el agua escape. Algunos cactos están cubiertos de un fino polvo blanco que reduce la pérdida de humedad y los mantiene frescos.
   Otras plantas del desierto tienen métodos similares para conseguir agua. El baobab almacena agua en su tronco, el cual se hincha con el agua y se encoje cuando el árbol gasta su reserva. Raíces eficaces de ciertas plantas como la del cacto barril dorado se extienden en una zona amplia y aprovechan incluso las gotas de rocío.

cacto barril
cacto barril