¿Qué determina los colores del cielo al amanecer y atardecer?

   Los colores de la puesta de sol son el resultado de un fenómeno llamado dispersión, dice Steven Ackerman, profesor de meteorología en la Universidad Wisconsin-Madison. Las moléculas y pequeñas partículas en la atmósfera cambian la dirección de los rayos de luz, haciendo que se dispersen.
   La dispersión afecta el color de la luz que viene del cielo, pero los detalles son determinados por la longitud de onda de la luz y el tamaño de la partícula. Las ondas cortas del azul y el violeta son dispersadas por las moléculas en el aire mucho más que los otros colores del espectro. Esta es la razón por la que la luz azul y violeta llegan a nuestros ojos de todas direcciones en un día claro. Pero debido a que el violeta no se puede ver muy bien, el cielo se ve azul.
   La dispersión también explica los colores del amanecer y atardecer, dice Ackerman.
   "Debido a que el sol está bajo en el horizonte, su luz pasa a través de más capas de aire al amanecer y atardecer que durante el mediodía, cuando el sol está alto en el cielo. Más atmósfera significa más moléculas para dispersar la luz violeta y azul de nuestros ojos. Si la ruta es lo suficientemente larga, toda la luz azul y violeta se dispersa fuera de la línea de visión. Los otros colores continuan su camino hacia nuestros ojos. Esta es la razón por la que las puestas de sol son a menudo amarillas, anaranjadas y rojas. "
   Y porque el rojo tiene la mayor longitud de onda de cualquier luz visible, el sol es de color rojo cuando está en el horizonte, donde la atmósfera al ser más gruesa bloquea todos los demás colores.