El alcohol, ¿es bueno o malo para la salud?

El dilema: beber o no beber
  Tenemos la sensación de que la mitad del tiempo leemos que el alcohol previene las enfermedades y la otra mitad que las puede llegar a provocar. ¿Cuál es la verdad y qué significa exactamente que hay que "beber con moderación"?
  La bebida es como una cuerda floja: hay una línea clara que muestra el límite de lo considerado saludable, pero un paso en falso lo puede hacer caer del otro lado. El alcohol tiene muchos beneficios: por ejemplo, dismi­nuye la inflamación y mantiene las arterias en buen estado, lo que redunda en menos ata­ques cardiacos, apoplejías e incluso arrugas. Sin embargo, beber en exceso puede elevar el riesgo de desarrollar cáncer y otras enfer­medades, por lo que debemos hacerlo con "moderación". Esto significa que los hombres pueden beber de una a dos copas al día, y las mujeres, de media a una. (Reservarlas para tomar siete durante una noche de dominó o viendo tu serie favorita en la tele no resulta un hábito saludable.) Una copa equivale exactamente a 5 oz. de vino, 1 oz. y media de licor o 12 oz. de cerveza; más de dos y media al día en el caso de los hombres y de una y media en el de las mujeres es un riesgo que no es recomendable correr en cues­tión de salud.