Características del oído humano


   Para detectar un sonido es necesario contar con un dispositivo que se ponga a vibrar en cuanto le llegue la onda del sonido. Por ejemplo, en un micrófono hay una membrana elástica muy sensible, que al llegarle el sonido vibra reproduciendo con fidelidad cada frecuencia y cada amplitud que recibió. Posteriormente, las vibraciones de esta membrana se convierten en corrientes eléctricas que son procesadas electrónicamente, para luego ser amplificadas por una bocina.
   El oído humano es un detector de sonido muy complejo, una de cuyas partes mas importantes es el tímpano, que es una membrana que vibra al llegarle el sonido. Estas vibraciones son amplificadas y afinanas en las diferentes partes del oído hasta que por último son enviadas al cerebro, donde son interpretadas de una manera muy compleja.