El coliseo de los Flavios


   Iniciado en el año 72 y terminado ocho años mas tarde, el Coliseo o anfiteatro de los Flavios fue el mayor de los circos del mundo antiguo. Sus grandiosas ruinas se mantienen en pie en el centro de Roma.
   Los romanos le llamaron "el Coloso": "Coloseo", de ahí "Coliseo". Iniciado por Vespasiano, e inaugurado por Tito, fue terminado por Domiciano. Tiene proporciones gigantescas: 527 metros de perímetro, 188 de largo y 156 de ancho. Se ofrecieron en el combates de gladiadores y naumaquias, es decir, combates navales, a los 100 000 espectadores que tenían cabida en sus gradas. Para conmemorar el aniversario de la fundación de Roma, los festejos duraron mas de cien días. Varios temblores de tierra no consiguieron destruir el Coliseo, pero gran cantidad de sus piedras sirvieron para construir posteriormente villas y palacios romanos.