Las góndolas de Venecia


   Las góndolas de Venecia son embarcaciones de cuatro o cinco plazas que transportan a sus pasajeros a lo largo de los canales, o pasándolos de una a otra orilla cuando la anchura del canal no ha permitido la construcción de un puente.
   La góndola, de once metros de longitud, solo alcanza 1,4 metros en su punto más ancho. Un gondolero, de pie en la plataforma posterior, conduce la embarcación valiéndose de un único remo, fijo en la parte derecha. Los dos costados de la góndola son asimétricos para compensar el peso del gondolero y permitir que la embarcación navegue en linea recta. Durante el siglo XVIII, un dux ordenó que se pintasen de negro todas las góndolas para evitar la excesiva ornamentación de muchas de ellas y lograr su uniformidad. Venecia cuenta actualmente con unos 500 gondoleros, que visten un traje tradicional integrado por un ancho sombrero ornado de cintas y una chaqueta oscura sobre jersey a rayas.