El País de Gales

   Gales, Inglaterra, Irlanda del Norte y Escocia forman el Reino Unido de la Gran Bretaña, al que se da generalmen­te el nombre de Inglaterra.
   El llamado "País de Gales", aunque no es más que una porción del archipiélago británico, ocupa una península montañosa al oeste de Inglaterra, en donde las bru­mas y la lluvia son casi constantes.
   Hace más de seis siglos que el rey de Inglaterra, Eduardo I, se posesionó de Ga­les. A su primogénito le dio el título de príncipe de Gales, lo que se convirtió en una tradición, así como en España se le llamaba príncipe de Asturias al heredero del trono.
   El actual príncipe de Gales es Carlos, hijo de la reina Isabel II de Inglaterra. El más famoso de todos ellos, en la época moderna, ha sido Eduardo, quien renun­ció a la corona para poder casarse con una mujer divorciada que no era de la aristocracia.
    Gales es importante por los ricos man­tos carboníferos que tiene cerca de sus costas en el sur. En Swansea y otros luga­res, millares de galeses trabajan en las mi­nas y en grandes y modernas fundiciones.