El Gran Reloj de Rúan

   Rúan, capital regional de Normandía, se enorgullece de sus múltiples y bellos monumentos, entre los cuales destaca el Gran Reloj, que es dia­riamente admirado por numerosos turistas.
   En la época en que la posesión de relo­jes de pared o de bolsillo individuales constituía un lujo, los burgueses, arte­sanos y comerciantes se informaban de la hora mediante relojes colectivos. Rúan, como muchas otras ciudades me­dievales, contaba con un reloj monu­mental, el Gros Horloge, situado junto a la atalaya en un elegante pabellón que forma un arco sobre una calle muy pin­toresca. En cada una de las dos facha­das de este pabellón aparece una esfera gigantesca de plomo dorado con las fi­guras de los días de la semana y las diversas fases de la Luna. Esta original esfera sólo posee una manecilla, que da vueltas desde 1389.