La torre de Giralda

   La Giralda brinda el curioso testimonio de la alianza de dos estilos de arquitectura religiosa española: musulmán y católico. Con sus 97,50 metros de altura, la Giralda domina toda Sevilla.
   La Giralda es el alminar de una antigua mezquita construida en el siglo xn por el emir Abu Yacub. Los marroquíes cons­truyeron en el mismo período la famosa Kutubia de Marrakech, que es una her­mana gemela de la Giralda. Esta es una torre cuadrada de 13 metros de lado, muros de ladrillo de un grosor de 2,5 metros con elegantes ventanales. En el interior, una suave rampa permite la ascensión hasta los 70 metros. Un gra­cioso campanario barroco de cinco pi­sos (y 24 campanas) corona la torre ára­be. Y en lo más alto, una estatua de bronce de 4 metros, que, a pesar de sus 1 288 kilos, gira levemente como una veleta, y que es la que ha dado a la torre su nombre de "Giralda".