Refrigerador, nevera, frigorífico, etc.

EL REFRIGERADOR
COMO el refrigerador es un aparato que funcio­na por medio de ener­gía eléctrica, podría creerse que el frío producido por él está generado por dicha energía. Pero tal cosa no es así, ni mucho menos. No ol­videmos que, por lo contra­rio, la energía eléctrica pro­duce directamente calor.
Diremos pues en seguida que en la nevera, la co­rriente eléctrica sirve sólo para poner en acción el com­presor, del que más adelan­te veremos cuál es la fun­ción precisa que verifica.

nevera, frigorífico, refrigerador
UNA LEY QUE NO SE DEBE OLVIDAR
Y entonces, ¿cómo es po­sible obtener frío en el refri­gerador? Para que podamos comprender con claridad có­mo ocurre tal cosa, tendre­mos que detenernos un mo­mento en una importante ley física. Esta ley dice así: "Para pasar del estado líqui­do al gaseoso un cuerpo ab­sorbe calor". Esta ley expli­ca, por ejemplo, por qué cuando se nos va secando la transpiración recibimos una sensación de frío. ¿Qué es lo que ocurre en este caso? La transpiración (que está en estado líquido), al eva­porarse absorbe calor de donde lo encuentra, o sea de la piel, y la enfría.
Pues bien, el funciona­miento de la nevera se ba­sa precisamente en el prin­cipio enunciado por esta ley física. En resumen, en el re­frigerador ocurre lo siguien­te: un fluido, que circula a través de una tubería, pasa del estado líquido al gaseo­so y, durante esta transfor-mación, absorbe calor del am­biente que lo rodea, con lo cual logra enfriarlo.