¿Qué es y cómo se forma un arco iris?

un arco iris en el cielo
   Cuando pasa la luz blanca, o la luz del Sol, a través de una pieza de vidrio de forma especial, llamado prisma, se dispersa en varias ondas luminosas diferentes, o rayos de luz. Vemos a cada uno de estas ondas luminosas de diferen­te color —rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, índigo y violeta—. Esto se debe a que el prisma desvía las ondas luminosas con dife­rente intensidad.
   En un arco iris, la luz del Sol se ha dispersa­do por muchas gotitas de agua, cada una de las cuales actúa como un pequeño prisma. Así, es más probable que vea un arco iris cuando el Sol brilla al mismo tiempo que cae la lluvia.
   Párese con su espalda hacia el Sol para ver el arco iris. A veces, aún se puede ver un arco iris doble —dos de estos arcos de colores, el más débil sobre el otro—. El arco iris brilla más y se oscurece mientras la lluvia que lo produce disminuye y desaparece. A veces se pueden ver arcos iris más permanentes, en el agua pulverizada de las cataratas, y aún, en un día muy soleado, en los rociadores que riegan el pasto.