¿Quién fue Tannhäuser?

Tannhäuser
   Según una vieja leyenda alemana, Tannhäuser era un caballero que después de muchas vicisitudes, llegó a Venusberg (la montaña de Venus) y penetró en el sustuoso palacio subterráneo de Venus y su corte. Encantado por las maravillas que encontró, permaneció en tan deleitoso lugar y se entregó a las fies­tas y placeres. Por fin, poseído de remor­dimiento, hizo una peregrinación a Roma e impetró el perdón del papa Urbano IV, quien tomando una vara en su mano, dijo a Tannháuser que el perdón que alcanza­ría de Dios sería como el verdor que de nuevo produjese la rama. Desesperado el caballero, regresó a Venusberg; pero tres días después, la vara empezó a reverdecer. El papa, inmediatamente, envió mensaje­ros a todos los confines para que Tannhäuser regresara, pero en vano; no se le en­contró. Tal es la historia que cuenta la balada popular que se cantaba en Alema­nia y que Wagner utilizó como argumento de su famosa ópera Tannhäuser, tan co­nocida; la ópera, con letra y música de Richard Wagner, fue estrenada en Dresde en 1845.
   En el siglo XIII vivió en Alemania un caballero llamado Tannhäuser, que era un minnesaenger, es decir, un poeta que vagaba en­tonando cantos de amor, según la costumbre de la época. A causa de su vida de aventuras, fue identi­ficado por el pueblo con el caballero de la leyenda.