¿Por qué las plantas tienen raíces?

   Las plantas, como los edificios, necesitan una base sólida para impedir que el viento las derribe. Las raíces son como anclas, pero a la vez cumplen otra función fundamental: absorber el agua y los minerales del suelo para que la planta pueda producir su alimento.
   Algunas raíces crecen profundamente dentro del suelo, pero la mayoría se ramifican en áreas más superficiales. Esto les da una base más firme y una extensión más amplia de terreno para obtener el agua y los minerales.