Oceanía, el continente del agua

mapa de Oceanía
   Contrariamente a los restantes continen­tes, formados por grandes extensiones de tierra rodeada de agua, Oceanía está inte­grada por un conjunto de mares salpicados de islas. Excepto unas diez de ellas, las islas de Oceanía son de tamaño bastante reducido; sin embargo, su número es tan elevado que han sido necesarios centena­res de años para descubrirlas y visitarlas todas. Los dos primeros navegantes que, a fines del siglo XVIII, exploraron a fondo los archipiélagos oceánicos fueron el ca­pitán inglés James Cook, que fue muerto por los indígenas de las islas Sandwich en 1779, y el francés Louis-Antoine de Bougainville, que trajo a Europa cierto tipo de flores a las que dio su nombre: las buganvillas.