Energía de un Torrente Cautivo

Presa Hoover
   Casi un décimo de la fuerza eléctrica usada en los Estados Unidos es genera­da por el agua de las presas, y casi toda la restante procede de agua calentada para generadores de vapor. Las plantas hidroeléctricas trabajan según un sen­cillo principio: cuanto mayor sea la dis­tancia vertical entre el agua de la presa y las turbinas, mayor será la fuerza ge­nerada. Las turbinas están conectadas por un eje impulsor al generador que está encima de ellas; algunas pueden enviar hasta 300.000 caballos de fuer­za a los electroimanes que producen la corriente. Los proyectos hidroeléctri­cos, como las presas Grand Coulee y Hoover, son monumentos de la ingenie­ría. Pero su construcción puede ser ma­teria de controversia. Los grupos con­servacionistas se oponen, por ejemplo, a la construcción de una presa hidro­eléctrica proyectada en el Gran Cañón.