¿Cómo se sostiene un helicóptero en el aire?

El helicóptero no tiene alas. Una gran hélice que gira rápidamente lo sostiene en el aire y le permite despegar y aterrizar verticalmente. Por medio de otro motor puede dirigirse a donde convenga.
Este aparato tiene múltiples aplicaciones pacíficas: es empleado en el rescate y sal­vamento de náufragos, alpinistas o perso­nas amenazadas por un incendio. Puede transportar mercancías hasta lugares inaccesibles por vía normal; se encarga del revelo de los torreros; colabora en la ex­tinción de incendios forestales: esparce productos químicos destinados a mejorar los cultivos o al saneamiento de zonas pan­tanosas. En el futuro, tal vez en un futuro se convierta en un medio de transporte corriente en las ciudades, ya que puede aterrizar y despe­gar en las azoteas de las casas.