¿Qué es una mirilla óptica?

mirilla óptica para puerta
   Ver sin ser visto: éste es uno de los viejos deseos humanos. Está expresado en las antiguas leyendas y en los cuentos de hadas, como en la historia del famoso asno de Giges, rey de Lidia, e incluso en la novela moderna, como en El hombre invisible, de Wells. Pero la realización de este deseo la tenemos aquí, cómodamen­te, en nuestra casa, y la satisfacemos a costa de las gentes de fuera: visillos, per­sianas, cortinas, espejos inclinados colo­cados al borde de la ventana, y tantos sencillos medios que nos permiten vigilar al prójimo sin que éste se entere. Entre esos medios figura también la mirilla, esa abertura practicada en la puerta. Y mejor aún la mirilla óptica, que consiste en una pe­queña lente que nos proporciona una ima­gen reducida de todo el rellano de la escalera.