¿Por qué los lagos se hielan en invierno?

lago congelado
   Cuando el termómetro marca menos de cero grados, el fuerte frío transforma el agua de los estanques en hielo. Primero se hiela la superficie; pero si el frío persiste, la capa de hielo se va haciendo cada vez más espesa.
En invierno, en nuestras regiones, ocu­rre a menudo que la temperatura des­ciende a menos de 0° C. El agua de los lagos se convierte en hielo, adqui­riendo un espesor que depende del ri­gor del frió. Las aguas más profundas no se hielan fácilmente y representan un refugio para los peces y los anima­les acuáticos, que tienen asi la super­vivencia asegurada. Como sabemos, el agua a 4° es más pesada que el agua a 0°; el hielo sube a la superficie y flota, y el agua que no se ha helado permanece en el fondo.