¿Cuánto costó la más cara campaña publicitaria para televisión?

   Ascendió a 8.1 millones de dólares y fue producida por Pepsi-Cola en Estados Unidos. Los anuncios —de 90 segundos de dura­ción— fueron protagonizados por la estrella de la música pop Britney Spears. Cada segundo le costó a la firma refresquera de 90,000 dólares.
   Fueron transmitidos por primera vez durante la edición número XXXVI del Super Bowl (la famosa justa de fútbol americano), celebrada el 3 de febrero de 2002.