¿Cómo nacieron las montañas?

   Durante el transcurso de millones de años, la superficie de nuestro planeta se ha arrugado y plegado varias veces, dando origen a los valles por donde transcurren las corrientes de aguas, y a las altas montañas o las suaves colinas.
   En el lugar donde se encuentran actualmente las cordilleras montañosas existían hace millones de años profundas fosas marinas, los sinclinales, que han ido acumulando espesas capas de sedimentos. Los fondos marinos se han ido hundiendo progresivamente dando lugar a fenómenos geológicos muy complejos en el interior de la Tierra. Al mismo tiempo, los movimientos de la corteza terrestre pro­vocaban enormes presiones que moti­varon el lento plegamiento de los se­dimentos y su elevación posterior en la forma de montañas, todo esto ocurría mismo tiempo que las rocas cristalinas eran puestas al descubierto por la erosión.


Montañas nevadas