¿Cómo funciona el escape de un automóvil?

   El escape es el cuarto ciclo del funciona­miento de un motor de explosión. Los gases quemados, al salir de los cilindros, son evacuados en la atmósfera, a partir de un colector, por un largo tubo dispues­to bajo la carrocería y que desemboca en la parte trasera del automóvil. Una parte de este tubo, más ancha, constituye el silenciador, provisto de unos deflectores en donde los gases se enfrían al mismo tiempo que terminan de expandirse (al expandirse, todo gas desprende calor). De este modo, cuando los gases son proyectados al exte­rior llegan con la presión, la temperatura y, también, el ruido, debilitados. No obs­tante, existe un inconveniente: el silen­ciador hace perder potencia.