¿Qué función cumplen los remolcadores?

   Los remolcadores son sin duda los barcos que más trabajan, pujan grandes embarcaciones y las remolcan a través de las radas y los ríos de mucho movimiento y las llevan hasta sus muelles. También remolcan hileras de barcazas que no tienen medios propios de locomoción. Los remolcadores de altura salen a alta mar a remolcar barcos averiados y a veces sus po­tentes bombas se emplean para combatir incendios.
   A causa de que necesitan tanta potencia para desempe­ñar todos esos trabajos, los remolcadores tienen máquinas muy grandes. La cabina del piloto se encuentra muy cerca de proa. Allí trabaja el capitán, que timonea el remolcador y envía señales de campana al maquinista. Da sus órdenes por un tubo acústico que permite que se oiga la voz del capitan en todo el barco. Cuando trabajan juntos varios remol­cadores, sus capitanes se hablan entre sí por radioteléfono.
   La proa y los costados del remolcador están provistos de amortiguadores de cuerda, para evitar que la embarcación choque con demasiada fuerza contra el barco que esté empu­jando. Para remolcar emplea un cable de acero, sujeto a un gancho o poste de metal, llamado bita o tarugo.
   Los remolcadores de altura, más grandes que los de puer­to, figuran entre las naves más marineras del mundo. Pues­to que los desastres marítimos suelen ocurrir cuando el estado del tiempo es pésimo, esos remolcadores deben trabajar bien por muy picada que esté la mar.
   A veces basta un solo remolcador para arrastrar todo un rosario de barcazas. Aunque algunas barcazas tienen sus propias máquinas, otras son "mudas", es decir, carentes de ruido propio. Las barcazas están hechas para el transporte de muchas clases de carga pesada. Unas llevan despojo o ba­sura que arrojan mar adentro.

remolcador

Remolcador