La Música de los Antiguos

   Los antiguas culturas egipcia, hebrea y griega pensaban que la música tenía un origen divino y la usaron en sus ritos religiosos.
   Hace miles de años, los egipcios decoraron las paredes de templos y pirámides que servían de sepultura a las momias. Estas decoracio­nes en los murales de templos y pirámides nos cuentan algo acerca de la música egipcia antigua.
   Las orquestas egipcias eran gigantescas. Algunas veces conjuntos de cerca de 500 o 600 músicos tocaban instrumentos tales como flautas, arpas, y gran diversidad de tambores.
   No contamos con grabados de los antiguos hebreos ya que la pin­tura y la escultura estaban prohibidas por su religión. Pero la Biblia nos habla de su música. Los hebreos tenían instrumentos semejantes a nuestra flauta, arpa, trompeta y platillos. En la actualidad en una sinagoga o templo judío, todavía se escuchan hoy en día algunos cán­ticos que se entonaban hace muchos siglos.
   En la antigua Grecia los niños estudiaban música en la escuela. Los instrumentos más populares entonces eran una especie de flauta y la lira, precursora del arpa moderna. El poeta griego escribía la letra así como la música de sus canciones. Por lo tanto Safo, una poe­tisa, era también compositora. Pero de la antigua Grecia muy poca música ha logrado sobrevivir.
   Las artes tenían gran importancia en la vida diaria de la antigua Grecia. Los más grandes escritores y pensadores griegos escribieron mucho sobre el arte. Las ideas y descubrimientos de los griegos sobre música, pintura, poesía y teatro, todavía se discuten en la actualidad. Creían que la música ejercía un poder tan grande sobre los sentimien­tos del hombre que podía hacerlo bueno, malo, fuerte o débil. Lo que es más, prohibieron que se tocara cierto tipo de música.